Toda la culpa es de Arcadia Gamers…

Si os habéis paseado antes por este sitio, cosa que es bastante improbable, habréis comprobado con el morro torcido que no tenemos ni media docena de entradas subidas, que actualizamos muy poco, que huele a queso de ñu y que el diseño es un truño poco chungueras. Aunque todo esto tiene mucho que ver con la falta de tiempo (cosas del trabajo), también tiene que ver con un presupuesto prácticamente nulo. Y en este último punto, he de decir que la culpa la tienen unos señores que, todas las semanas, se sientan delante de un micrófono para hablarnos del mundillo videojueguil entre patatas y coliflores.

Arcadia Gamers es un programa de radio muy majo y limpio que se transmitía hasta la temporada pasada por Cerdanyola Radio, emisora local del municipio catalán que fue noticia hace unas semanas por ese video que un par de policías se grabaron en el coche patrulla bailando y dándose palmadas en el kakas. Aunque llevan emitiendo desde que no tenían pelillos en la entrepierna (si es que ahora tienen alguno), yo me enganché hace poco más de un año. Empecé a bajarme los programas en formato podcast desde Ivoox y pronto se convirtieron en una de mis escuchas religiosas durante el camino del trabajo. Seguramente ya lo conoceréis, pero por si sois la mitad de herejes que yo y no lo habéis disfrutado aún, Arcadia Gamers es un espacio hecho con mucho cariño y humor en el que hay de todo (o casi), desde noticias a opinión. Muy recomendable.

El caso es que, hace unos meses, anunciaron que Arcadia y su programa hermano El Club Vintage (dedicado a clásicos del videojueguismo), debían abandonar la emisora que había sido su casa hasta entonces. En vistas del chungopastel que tenían encima, en lugar de tirar la toalla o afrontar un destino random, pensaron que la mejor manera de garantizar su continuidad era emanciparse de la radio tradicional. Ahora solo necesitaban un equipo móvil.

Para afrontar el coste, aprovechando el tirón del crowdfunding, comenzaron a mendigar pedir amablemente a sus oyentes que pusiéramos un leru o dos para la causa. A mí me tocaron la patatilla… Y en este punto es donde, del mísero presupuesto de 80 eurillos que manejaba para el arranque del sitio, decidí sacrificar algo más de la mitad para contribuir a la causa. El resto fue para el dominio, el alojamiento en WordPress (esto es lo más triste), un juego seminuevo y unas birras para convencer a Locurazas de que me echara un cable, pero eso es otra historia.

La maravillosidad (como dice el hamijo Piedrabuena) de este cuento fue comprobar que el respaldo de los oyentes y oyentas arcadio-vintagers fue brudical. El proyecto recaudó más de 7.000 lereles, lo que supone un hito sin igual en la historia del crowdfunding ibérico, al menos en lo que respecta a la proporción de dinerete obtenido vs dinerete solicitado.

Desde Con Un Pad estamos muy orgullosos de haber contribuído con esos pocos txines a que Arcadia Gamers y El Club Vintage puedan seguir adelante. Un abrachuchón de osito peluchero desde este pequeño y oscuro rincón del internetes. Sabemos que una mención nuestra es una promo muy truñer, pero lo hacemos con mucho hamor… aunque uséis el verbo haber con formas personales…

Logo de Arcadia Gamers arramplado vilmente de su sitio web

Anuncios

Acerca de notelies

Exinformático, economista, analista de procesos, marketer, social media something, samurai SAS, podcaster… Pixelado. Salto del traje y corbata a las vans y las camisetas de gatetes Jedi con habilidad asombrosa. Cinéfilo, melómano y gamer desde que tengo uso de razón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s