Arkham City: un Asylum más grande

¡Buenas, paderos y paderas! Para mi primer post en este mundo del bloguismo videojueguil, he decidido hablaros del que personalmente considero el mejor juego al que he podido echar mano este año. Estoy hablando de nuestro protector nocturno, de la pesadilla de los más malos malosos, del detective encapuchado. Por supuesto, me refiero al Caballero Oscuro y a su última andadura por nuestras consolas y PCeses, “Batman: Arkham City”.

Hace casi un año, tras el estío del pasado 2011, DC Entertainment y Warnes Bros. Games lanzaban al mercado la secuela del anterior bombazo de Rocksteady Studios, Batman: Arkham Asylum.  “City” es un digno sucesor que, desde la base del primer juego, lo hace todo un poco más grande. Podría aburriros con una chapa llena de mis palabros raros, pero seguramente ya habréis podido leer muchos análisis por ahí con información detallada. Así que tan sólo os voy contar mi experiencia personal a los mandos de la versión 360.

En cuanto insertas el disco y se carga el juego todo son buenas sensaciones. La mezcla de una banda sonora que pone los pelos de punta con unos gráficos de aupa el Erandio, da como resultado un brebaje mágico cuyos efectos son unas ganas locas de  repartir palos a diestro y siniestro en la versión ampliada de la prisión de Gotham. Arkham se había quedado pequeña, por lo que esta vez han montado una cárcel en mitad la ciudad, regalándonos un mapeado abierto, rollo sandbox. Hay que decir que no es un San Andreas, pero se agradece que en esta ocasión tengamos un poco más que ver y disfrutar en la piel de nuestro alado amigo.

El modo historia nos lleva a luchar contra viejos adversarios de nuestro querido hombre murciélago, que van desde el mítico Joker, pasando por Harvey Dent (Dos Caras), Cobblepot (Pingüino), Mr. Freeze, Enigma o Bane (el villano del último hit Blockbuster de Batman), hasta el no tan conocido para el público general Ra´s al Ghul.  Además, nos permite ponernos en la piel del pibón de Catwoman. Lo mejor del juego es cómo se hila la trama principal, mientras repartimos leña entre los convictos de Arkham. Los movimientos y gadgets con los que contamos para hacer frente a la macarrada son casi los mismos que en Arkham Asylum. El sistema mola cantidubi, aunque a veces (pero sólo a veces) se hace un poco repetitivo.

Limpieza de cutis a lo Catwoman

El único gran punto negativo que le he podido encontrar, en el que los jugones seguro que estarán de acuerdo conmigo, es que se echa en falta un modo cooperativo online que te permita dar cera junto a desconocidos o tus colegas consoleros más allegados, con los diferentes personajes que vas desbloqueando en el juego. No hablemos ya de algún versus en el que competir. Compensaría en parte las escasas horas de juego que proporciona este Arkham City, un vacío que han intentado suplir con las misiones secundarias, que aunque son divertidas y ponen a prueba nuestro ingenio e instinto detectivesco, saben a poco.

En general un juegazo que debe de estar en vuestra estantería sí o sí. Os prometo que no os defraudará.

Bonus (vía draw brandon draw):

Anuncios

Un pensamiento en “Arkham City: un Asylum más grande

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s